Foto referencial

(04 de Agosto de 2017. El Venezolano).- La fiscal general de Florida, Pam Bondi, pidió a la Corte Suprema de la Florida que rechace una apelación de Mark James Asay, prisionero del Death Row, cuya ejecución programada para el 24 de agosto sería la primera en más de 18 meses en el estado.

Asay desafía, entre otras cosas, una nueva fórmula de inyección letal de triple fármaco, adoptada por funcionarios estatales de correcciones este año, esta formula nunca ha sido usada en la Florida o en EEUU

El gobernador Rick Scott fijó la fecha de ejecución de Asay para el 24 de agosto. Pero desde que se firmó la primera orden de muerte de Asay, el Departamento de Correcciones de la Florida ha cambiado su protocolo de inyección letal.

En el nuevo protocolo, Florida sustituye el etomidato por midazolam, como el primer fármaco crítico, usado para sedar a los prisioneros antes de inyectarles un paralítico y luego un medicamento usado para detener el corazón de los presos.

Los abogados de Asay , quien fue condenado a muerte hace casi 30 años, acusaron al Estado de esperar seis meses para informarles del nuevo protocolo de drogas, dándole a los abogados del eEtado una ventaja injusta y argumentaron que los presos podrían experimentar dolor después de ser inyectados por Etomidato.

La jueza del Circuito del Condado de Duval, Tatiana Salvador, falló la semana pasada que Asay no pudo probar que el nuevo protocolo de tres drogas es inconstitucional.

El Etomidate, también conocido por la marca “Amidate”, es un anestésico de acción corta que hace que los pacientes queden inconsciente. Veinte por ciento de las personas experimentan dolor leve o moderado después de ser inyectado con la droga.

Ambos expertos del estado testificaron que, a pesar de que la literatura médica se refiere al 20 por ciento de los pacientes que experimentan algún dolor de etomidato, “ninguno de los dos había visto realmente un paciente experimentar ningún dolor”, agregó Millsaps.

Asay fue condenado en 1988 por los asesinatos de Robert Lee Booker y Robert McDowell en el centro de Jacksonville. Asay fue acusado de disparar a Booker, que era negro.

Luego mató a McDowell, que estaba vestido de mujer, después de aceptar pagarle por sexo oral. Según documentos de la corte, Asay más tarde le dijo a un amigo que McDowell lo había engañado previamente por dinero en un acuerdo de drogas.

http://elvenezolanonews.com/florida-defiende-uso-de-nueva-inyeccion-letal-para-la-ejecucion-de-presos/

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Ir a la página anterior